ÚLTIMA HORA

Abrir Vigo al Mar

 

José M. Catalán Pérez de Lis, arquitecto

He leído esta mañana la noticia en el FARO: "Zona Franca cierra la Estación de Ría". Al parecer ya no tiene sentido un despacho de billetes, hoy eso se arregla con expendedores automáticos. O, por qué no, pagando en el barco tal y como se hace en los autobuses urbanos.
Y, por esta vez, no resisto la tentación de enviar al periódico esta breve nota con dos reflexiones al respecto:
La primera: Inaugurado el centro comercial han quedado terminadas las principales obras de "Abrir Vigo al Mar". Los ciudadanos de Vigo tenemos ahora la obligación de releer el libro publicado en 1996 por Zona Franca "Abrir Vigo al Mar, recuperación urbana da beiramar central". Luego , y si se quiere con el libro bajo el brazo, pasear desde la Plaza de la Estrella hasta el Berbés. Y observar, por ejemplo, la escala del centro comercial previsto en el anteproyecto de Sainz de Oiza y compararla con el construido. O los dibujos de Consuegra sobre la Estación de Ría. Que cada uno saque sus conclusiones para que nunca vuelva a pasar algo así.
La segunda: A la notable obra de Vázquez Consuegra en Vigo le sobran, a mi juicio y pese a los premios conseguidos, dos construcciones:
En primer lugar, el edificio-disculpa, gratuito y formalista, de accesos al aparcamiento situado frente al Náutico. No aporta nada y además el hormigón blanco y el mar han provocado, en tan pocos años, un lamentable estado de casi ruina. Alegrémonos porque se va a caer él solo. Quedará un ascensor y unas escaleras. Como debe ser.
Y en segundo lugar la cosa, peana, plinto, grada o lo que sea, frío y desangelado, que alberga la Estación de Ría, tiendas, cafetería y restaurante. Levantado precisamente allí donde estaba orgulloso y encantado Elduayen al lado de una discreta y bonita oficina de turismo, a lo Torres Blancas de Oiza, y enormes palmeras que, al atardecer en otoño, se llenaban de estorninos. Esta construcción, hay que reconocerlo con pena, sin embargo no se caerá sola.
Decía Consuegra que le recordaba a una ballena varada en la playa y que resolvía la entrega de los jardines de Elduayen a la dársena de A Laxe. Y que los vigueses veríamos los barcos y la puesta de sol desde las gradas situadas a poniente. Bueno, pues lo de la ballena, puede que sí. El resto, desde luego ahora va a ser que no.
Hay que decirlo claro. Esa "cosa", la peana, es un soberano y macizo mamotreto, horroroso, injustificable y fuera de escala. Se vea por donde se vea. Merece ser desmontado piedra a piedra para que los vigueses recuperemos la deseada horizontal de la que tan escasos andamos. Y después, con gran ceremonia, sacaremos a nuestro Elduayen del escondrijo y lo llevaremos a su sitio, de donde nunca debió salir.
Zona Franca, ya satisfecha sa-
neando sus cuentas con el centro comercial y ahora que cierra la Estación de Ría por obsoleta, supongo no tendrá inconveniente en el derribo. Incluso a lo mejor, de tan contenta, lo paga.
Por eso yo voy a tirar hoy a la basura una piedra de la Estación de Ría.
José M. Catalán Pérez de Lis,
arquitecto

CONÓZCANOS: CONTACTO | FARO DE VIGO | LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES | CLUB FARO DE VIGO | ACERCA DE ED. GALEGO PUBLICIDAD: TARIFAS | CONTRATAR
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de farodevigo.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya