Blog 
Sociedad Anónima
RSS - Blog de Eduardo Lagar

El autor

Blog Sociedad Anónima - Eduardo Lagar

Eduardo Lagar

Soy periodista de LA NUEVA ESPAÑA. Si quieres ponerte en contacto conmigo: llagar@epi.es

Sobre este blog de Galicia

Historias encontradas entre la avalancha de la actualidad


Archivo

  • 08
    Mayo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La revolución que propone John Doe

    La era digital corre en dos sentidos contrapuestos.

    De un lado tenemos la sensación de que el mundo se ha convertido en un lugar pequeño, accesible a un simple toque en la pantalla táctil con el índice. Nuestras relaciones, allá donde estén, están siempre en nuestro teléfono móvil. Todos los datos, todo lo tenemos en la yema de los dedos.

    Del otro lado, está esa angustiosa sensación de que el mundo se ha hecho demasiado grande para el hombre. Ese ser con derechos humanos, el individuo que un día fue piedra angular de los estados democráticos, se ha convertido en una semilla  azotada por el vendaval que desata y alimenta un pequeño puñado de grandes compañías, trasvasando de un lado a otro enormes cantidades de millones, de datos, de vidas y haciendas.... Entonces nuestro dedo se hunde en la pantalla táctil y no encuentra final.

    John Doe nos devuelve las riendas de nuestro destino.

    John Doe no es nadie, es un pseudónimo muy manoseado. El último en llevarlo es la persona que filtró los datos de los "Papeles de Panamá", la fuente que ha destapado el monumental fraude económico y moral protagonizado por un buen número de dirigentes mundiales. Hace días publicó un manifiesto, que pueden leer íntegramente en este enlace (El manifiesto de Panamá) Pinchen y verán. Es lo mejor que pueden hacer en vez de seguir leyendo este post. Pero sólo quédense aquí un párrafo más.

    Un último párrafo para subrayar el mensaje final que nos envía Doe: "Los historiadores pueden relatar con facilidad cómo problemas de impuestos y desequilibrios de poder han llevado a revoluciones en el pasado. Entonces, fuerzas militares eran necesarias para calmar a las masas, mientras que en la actualidad la restricción al acceso de información es similar o igual de efectiva. Pero vivimos en tiempos de almacenamiento digital gratis e ilimitado y conexiones rápidas a Internet que trascienden las fronteras nacionales. No se necesita mucho más para conectar los puntos: de principio a fin, la concepción de distribución de medios globales; la próxima revolución será digitalizada. O, tal vez, ya comenzó".

    Resulta que sí. Que lo tenemos al alcance de la mano. Resulta que nuestro dedo, sobre una pantalla táctil o sobre un ratón, aún puede mover el mundo.

    Resulta que aún existe el hombre. Qué buena noticia.

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook