Blog 
Sociedad An贸nima
RSS - Blog de Eduardo Lagar

El autor

Blog Sociedad An贸nima - Eduardo Lagar

Eduardo Lagar

Soy periodista de LA NUEVA ESPA脩A. Si quieres ponerte en contacto conmigo: llagar@epi.es

Sobre este blog de Galicia

Historias encontradas entre la avalancha de la actualidad


Archivo

  • 07
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    20-D: Esta noche, rollo porno

     

    Quienes se esfuerzan en subrayar que el debate electoral de esta noche va a ser muy importante se equivocan totalmente. Por dos razones:

    1.El español no es tonto y sabe que el verdadero hecho trascendental del día, y de la década, es la salida de Isabel Pantoja de la cárcel, a quien desde aquí felicitamos por haber recuperado la libertad y haberse sacudido las cadenas que tan injustamente pesaban sobre ella, Virgen María, esperanza nuestra, ruega por nosotros.

    2. Los debates políticos no tienen nada que ver con la democracia, tienen que ver con el espectáculo. Para que se entienda: son “Vótame Deluxe”, versión electoral de la verdulería de Jorge Javier.

    Uno rebusca en la historia de los debates políticos que hicieron historia y nadie recuerda qué se dijo en ellos. Sobre el primero, el Nixon-Kennedy del 26 de septiembre de 1960, ya se ha alcanzado al consenso universal de que Nixon estuvo más brillante pero perdió estrepitosamente porque estaba más pálido, llevaba traje gris y sudaba. De ahí en adelante, todos los debates se ganaron o perdieron por una mano que temblaba, un balbuceo inoportuno, un gesto impaciente de mirar el reloj (George Bush padre sucumbió por eso), un chiste certeramente colocado (Reagan al identificar su ancianidad con su experiencia), una corbata, un peinado... ¿De qué hablaron? ¿Cuál fue el mensaje? Palabras que se llevó el tiempo.

    Quien se siente esta noche a ver el debate buscando pensamiento político o ideas para el futuro de España cometerá un desatino mayor si cabe que buscar el misterio del amor en una película porno. Porque lo que tendremos esta noche será auténtico rollo porno. Y en el porno, como en los debates, importa más que nada el cómo, no el qué: la respiración y la gestualidad, si lo haces con atril o a pie firme, reposando sobre un taburete o micrófono en mano. Importa el minutaje, los planos y los contraplanos, el porte de los contendientes. Lo que ves es lo que hay. Ni más ni menos. La mentira absolutamente desnuda.

    Cien cámaras escrutarán todos y cada uno de los movimientos de los cuatro políticos que esta noche celebrarán la primera orgía democrática de España. (Son tres hombres y una mujer, si hubiera paridad el género correcto sería “intercambio de parejas”) En la arena tendremos tres candidatos y la doble de Rajoy para las escenas de riesgo. Promete. Si nunca han visto porno (o si no han salido a celebrar por las calles la libertad de Isabel Pantoja), anímense a echar un rato de esparcimiento. Puede ser divertido. Eso sí, como en el porno, al final de la película tampoco se casan. Los románticos, absténganse.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook