Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Director y presentador de 'A día de hoy', 'El Submarino' y 'Metrocine' en Metrópolis FM. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine y series. El cine es el primer arte,...

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 12
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Especial FICC 43 - 'Magical Girl'

     

     

    Hay películas, muchas, a las que una crítica les viene grande y otras, pocas, a las que una crítica se les queda pequeña. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que un conjunto de palabras ordenadas que cumplan con la misión de transmitir las emociones que ha despertado una historia en un espectador en concreto no alcanzan a explicar realmente su grandeza. Estamos hablando, evidentemente, de algunos ejemplos puntuales que abrazamos como pequeños milagros a lo largo de los años. ¿Películas que marcan un antes y un después? Puede. O, simplemente, obras maestras. Dentro de la edición número 43 del Festival Internacional de Cine de Cartagena, sobresaliente hasta la fecha, ha desembarcado una de esas propuestas que no se conforman con rozar la perfección sino que la abrazan con toda su intensidad. Puestos a ponernos exagerados diremos que se llama 'Magical Girl' , que la escribe y dirige Carlos Vermut y que es una de las películas más fascinantes, memorables e hipnóticas que se ha visto en el cine español en las últimas décadas. Exagerados pero, lo más importante, también realistas. 
     
    No debemos caer en el patriotismo de andar por casa, nunca mejor dicho, ni centrar el discurso en el remitente del sobre, lo que ha conseguido Vermut es una proeza total y, en este tipo de situaciones, la nacionalidad es lo de menos. 'Magical Girl' supone un paso adelante abrumador para un creador, etiqueta más que justificada, que engrandece un discurso que ya había nacido deslumbrante con 'Diamond Flash'. Los logros de aquella ópera prima se ven aumentados hasta el infinito en una historia contada con un formato que es ya marca de la casa, es decir, un relato fragmentado, liberado del esquema narrativo lineal, capaz de combinar la ambiguedad ética y moral de sus maravillosos personajes con saltos temporales y elipsis tan sutiles como brillantes. Todo funciona a la perfección en esta trama que mezcla los géneros con facilidad pasmosa, dejando espacio para destellos de humor y pequeñas dosis de ternura en lo que es un thriller dramático imprevisible, sorprendente en cada uno de sus estudiadísimos giros. Un ejercicio cinematográfico que adopta la forma, visual y metafórica, de un puzzle para destapar su esencia, el círculo vicioso, duro y terrible que se debe producir para llegar a un punto de partida en el que las cuentas siempre salen.
     
    Con un reparto impecable en el que brillan con especial intensidad Bárbara Lennie y un inconmensurable José Sacristán, 'Magical Girl' explota frente a nosotros como un cine completamente diferente, arriesgado, nuevo. Un universo, el de Vermut, en el que cabe el manga, el noir, Polanski, Haneke o el surrealismo sin que ninguno de estos elementos se molesten entre ellos, todo lo contrario. Un talento total que, en su segunda película, ha conseguido terminar de definir una personalidad única e identificable a través de diálogos que son oro y una dirección sabia y generosa en el número de escenas inolvidables. Cuesta quedarse con un momento concreto dentro de este soberbio trabajo cinematográfico, un laberinto en el que uno se pierde desde su magnífico prólogo y del que nunca termina de salir. 'Magical Girl' te atrapa, golpea bien dentro y se queda instalada en la memoria. El tiempo la colocará en su lugar exacto pero, a día de hoy, cuesta no celebrarla como lo que es. Sencillamente, una película perfecta. Y, frente a eso, no hay críticas que valgan. 
     
     
     
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook