Blog 
Nepal: Después del terremoto
RSS - Blog de Manu López

El autor

Blog Nepal: Después del terremoto - Manu López

Manu López

Manuel López lleva viajando sin cesar veinte años: travesías océanicas en velero, viajes en moto o a pie. Sobre todo he vivido en muchos sitios (Brasil, Venezuela, Etiopia, Uganda, Sudáfrica,…) y estudio cualquier idioma a mi alcance para entrar en las culturas que atravieso (Árabe, Lingala, Olugan...

Sobre este blog de Internacional

El gallego, de visita en una de las zonas más afectadas por el terremoto de Nepal, inicia una campaña para conseguir ayuda. Sirva este espacio para colaborar. Este blog reproduce textos enviados por él desde la zona así como algunos de su perfil de Facebook


Archivo

  • 01
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    terremoto nepal sos nepal pray for nepal gorkha

    Una tirita en la herida

    Una tirita en la herida

    Los habitantes de Gorkha están de vuelta al campo. Creo que podría escribir una novela con todos los detalles que m he dejado en el tintero hasta ahora. Por ejemplo, hoy han vuelto algunos lugareños desde Pockhara. Algunos algo borrachos. Otros vienen de Karmandú. Según nos han contado su regreso se ha retrasado porque las rutas entre las comunicaciones entre las ciudades son algo complicadas. Los que vuelven a casa y los que vienen a ayudar se entremezclan en un grupo de recién llegados. 

    Después de un día soleado como el de ayer, la lluvia ha vuelto a hacer acto de presencia. Algunos de los vecinos, los afortunados que todavían conservan sus casas o lo que queda de ellas, se resguardan en su interior para protegerse de las inclemencias del tiempo 

    Hoy he conocido a un bombero polaco que me ha pedido que le explicase la situación porque no se podía imaginar el caos que estamos viviendo. No ha parado de preguntar por las zonas a las que podría ir a ayudar. Le he explicado brevemente cómo estamos y lo he puesto en contacto con el Comité de Gestión de Desastres con los que tengo una reunión mañana para, en algún momento, enviar ayuda a los lugares más necesitados

    También me he topado con cooperantes en el hospital pero, una vez más, no han sabido dar respuestas a mis preguntas. El ejército suizo, también en la zona, me ha asegurado que no puede darme información y los miembros de otras organizaciones me sugieren que recurra a los canales habituales de ayuda. Me aseguran que los problemas están por venir y que los vecinos de Gorkha tienen lo que necesita. En esto si que no estoy de acuerdo porque he visitado varios sitios aunque supongo que uno habla desde sus sentimientos y se hace difícil tener una panorámica general. Empieza a extenderse la idea de que las ayudas no están llegando e insinúan que podrían estar derivándose las ayudas. No puedo contrastar esta información pero sería algo peligroso. Gorkha es una región que no se ha mostrado muy del lado del Gobierno.

    Una tirita en la herida

    Me las he ingeniado para hablar con el responsable de las operaciones. He tenido que improvisar un carné falso de periodista para poder hablar con él y enterarme de cómo estaban las aldeas del norte, especialmente la zona de Barpak. Ha sido muy honesto. "Los pueblos que están en la ruta a Barpak están prácticamente destruidos", me dice. Lo que es peor es que hay casi 200 núcleos urbanos con los que todavía no se han podido poner en contacto. Los corrimientos de tierra han bloqueado las carreteras y dificulta los movimientos. Le he preguntado si esas villas son accesibles a pie y me ha dicho que no. Pueblos ubicados entre 2.000 y 3.000 metros de altura en unas condiciones terrible. Seguramente habrá gente que permanezca enterrada bajo la tierra y las piedras. El infierno debe de ser el escenario más parecido a lo que me estoy imaginando.

    De visita a Kateldanda. Esta mañana, acompañado de un equipo de la BBC he dado una vuelta por la zona. En Kateldanda casi todo el pueblo no ha sobrevivido al terremoto. Unos cuantos vecinos han empezado las tareas de reconstrucción mientras que otros se amontonan en refugios contruidos con plásticos. Hemos hecho una lista con sus necesidades. Hoy he visto como madre e hija removían los escombros de una casa derruída en busca de algún resto de alimento. Tenemos que hacer cuentas para cubrir las necesidades de comida y refugio durante al menos dos semanas. 

    Un camión con comida. Coordinado con Anil, un gran hombre de Pipoltar y que se ha convertido en mi contacto estos días, recibimos un camión de comida. Mañana visitaremos su pueblo para repartir la ayuda. La zona, es la que visité en moto los primeros días después del terremoto.


    Ayuda. Hay muchas formas de canalizar las ayudas. Bien a través de organizaciones en las que confíes o enviando dinero. Cada día visito la oficina de Western Union para recoger dinero. No cobran ningún tipo de recargo o comisión y eso siempre ayuda. Es como poner una tirita en una herida que no para de sangrar. Lo que quiero es poder ayudar directamente a la gente de aquí. No sé cuál es la forma pero si decides enviar dinero puedes ponerte en contacto con mi hermana, Esther López y ella te informará. 

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook