Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 16
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Personas normales en este juego de tronos

    Cuando el Consejo Europeo besa la evolución favorable de nuestro país, es que besa de mentira. Rajoy celebra el cambio “espectacular” de la situación y pregona que el PP es el partido de España y el que más la defiende. Nos ha sacado de la crisis con eficacia y responsabilidad, y la extenuada población aplaude con la vista puesta en el 24-M. 

    El club genovés va en busca de los votos perdidos y confía en la honradez, en los seres humanos normales. Esa mayoría silenciosa que está mejor gracias a las propuestas y a la estabilidad política que imprime el sagrado proyecto del Partido Popular, un gran equipo de jugadores muy cualificados “que saben de lo que hablan y tienen experiencia”. Los hechos y las malditas hemerotecas lo atestiguan…

    El cambio económico y climático sólo es la primera parte de un viaje con éxitos que se pueden multiplicar. El milagro de Rajoy piensa vencer a la evangélica multiplicación de los panes y los peces. Crecen hierbajos en el desierto como bien sabe la ciudadanía. Pero es posible perder lo conseguido “si volvemos a la incompetencia”.

    La frivolidad para los que la trabajan, que no es el caso del autoritario, ridículo y caduco PP. Y las “aventuras equivocadas” podrían conducir a dar respuesta a las necesidades del personal y a obtener una democracia viva con la participación y los derechos a la altura de la Constitución y que los individuos se merecen.   

    Garantizar la alimentación, el techo, el agua y la luz a los excluidos es una vía peligrosa. Lo honrado y lo normal es lo contrario. Lo lógico es cobrar menos y producir más. Es el paro y el enorme porcentaje de contratos temporales y de trabajo de calidad nula. O una pensión de 450 euros. De ese se trata fundamentalmente.

    Personas normales en este juego de tronos

    “Acabemos con la dictadura del BCE”, ha gritado una activista al tal Draghi en medio de una rueda de prensa sobre las reformas y los efectos expansivos de la política monetaria. Ésta es la gestión adecuada y éste es el talante perfecto de los regidores de nuestro rumbo. “En la buena línea” para cumplir el objetivo de déficit y satisfacer los anhelos de los ciudadanos.

    ¿Por qué será? El aumento de la confianza de los inversores va en relación con el crecimiento de la desconfianza ciudadana. No obstante, los seres humanos normales no deben cuestionar nada. Han de ver, oír y callar. Acoger con resignación cristiana las tortas y las ofensas de los arrogantes y poner la otra mejilla sonriendo. La indignación por todo y por las corrupciones de diversa especie es un arma del diablo que debemos diluir.

    No importa si el campeón de la economía, el famoso y registrado don Rodrigo, blanqueó dinero, presuntamente, tras acogerse a la amnistía fiscal de 2012, vehículo para beneficiar a unos cuantos, incluyendo narcotraficantes, desalmados y corruptos. Montoro ríe y duerme a pierna suelta aunque el líder del PSOE, Pedro Sánchez, exija su dimisión por “decencia política”, dos palabras que más de uno desconoce.  

    Entre otros impuestos, la gente honrada abona el de la renta. El que vive de las rentas de su capital paga mucho menos. A los defraudadores se les perdona el fraude con aquellas “medidas excepcionales para incentivar la tributación de rentas no declaradas”. No un 10% del dinero sin declarar, sino el 10% de los intereses generados por ese dinero negro durante los últimos tres años. La conclusión es que Hacienda recaudó sólo 1.191 millones de los 40.000 regularizados con la amnistía.

    Sin embargo, las autoridades advierten de que el uso de las actuales políticas son las únicas que benefician seriamente la salud. Lo correcto está ahí y no hay formas distintas de proceder. La recuperación del sistema financiero es lo primordial. Si los ricos no son cada vez más fuertes, los pobres no reciben migajas. Ésta es la regla esencial de este juego de tronos creado para que unos ganen siempre y otros pierdan. Así fue antes y ahora. ¿Será así después? Quítense la mordaza las personas normales y hablen.  

    Pinchen este enlace  https://youtu.be/yspvXlJG0To 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook