Blog 
La montaña rusa
RSS - Blog de Javier Durán

El autor

Blog La montaña rusa - Javier Durán

Javier Durán

Es redactor jefe de LA PROVINCIA/DLP. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudios de Ciencias Políticas por la UNED, además de tener un máster sobre comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Sobre este blog de Deza-Tebeirós

Solemne no es lo mismo que serio; ceremonioso es diferente a protocolario; aburrido es lo contrario de explosivo; triste tiene que ver con pesadumbre; precoz es ser un adelantado... ¿Podemos estar un día, a una hora, en semejantes cambios de tono de la agobiante realidad? Vamos a intentarlo.


Archivo

  • 22
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Fin del bipartidismo a lo andaluz

    La radiografía más o menos aproximada de lo que está por venir llega desde Andalucía, y lo hace de una manera extraña. El cacareado fin del bipartidismo hinca el diente sólo en el PP, que pierde 17 escaños, mientras que el PSOE se mantiene inmaculado, sin daño alguno con respecto a lo que tenía. La imagen, y aquí aparece lo rotundo, se completa con los desembarcos de Podemos y Ciudadanos, dos fuerzas políticas de nuevo cuño, recién creadas, cuyo éxito se alimenta de la hartura frente a los mayoritarios, de la debacle de IU y de la desaparición de UPyD en el reparto parlamentario. Se pueden cerrar los ojos o hacerse el tuerto, pero lo que está claro es que Rajoy necesita una aspiradora para apañar las fugas cosechadas. Un retrato, pues, del castigo a la política de recortes, a la austeridad y una verónica del electorado al extenuante expediente de la juez Alaya. Cabe aplicar el margen de error derivado de la afirmación de que Andalucía es territorio cautivo del PSOE, y que lo que allí sucede no es trasladable al resto de España. Pero ¿y si no fuese así? Los votantes también pueden ser sabios: en efecto, cierta reserva a dar máximos poderes a Podemos; a Ciudadanos otro tanto de lo mismo; en definitiva, que no es lo mismo votar al Parlamento Europeo que al Ejecutivo que nos paga las pensiones y que lleva el día a día de la nación o la autonomía. Como resultado, varapalo al PP y elevación de tono con Podemos y Ciudadanos. Ahora se abre otro espectro: ¿con quién pactar? Pedro Sánchez tendrá que aceptar la hecatombe de IU y reconocer la valía de la tercera fuerza política, la de Pablo Iglesias. Dígamos que sería lo natural.Y sobre todo ver qué piensa Susana Díaz, cuya aquiescencia resulta de peso dada su condición de baronesa que saca al PSOE de su bucle.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook