Blog 
Espiritualidad, Salud y Bienestar
RSS - Blog de MARIA DAMIANI

El autor

Blog Espiritualidad, Salud y Bienestar - MARIA DAMIANI

MARIA DAMIANI

Argentina residente en Barcelona, ejerció por once años la docencia en su país y luego se dedicó varios años a la publicidad. En la actualidad forma parte del Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para España. Escribe artículos que relacionan la espiritualidad con la salud y el bienestar y e...

Sobre este blog de Salud

La vida desde una perspectiva espiritual tiene un importante impacto positivo en la salud tanto física como mental.


Archivo

  • 05
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mejora tu estado de ánimo

     “No puedo cambiar” … “Yo soy así…” ¿Mejorar para qué?

     

    Tal vez hayas escuchado estas frases en algún momento de tu vida. Muchas personas manifiestan una tendencia  a “auto-etiquetarse”, en algunos casos positivamente y en otros no. Las emociones negativas intensas pueden provocar acciones físicas y, de esa forma, perjudican la salud.

     

    ¿Pero, qué pasa cuando nos encontramos con emociones que desestabilizan los estados anímicos?

     

    La tristeza, el enojo, el temor o la angustia pueden surgir por determinadas situaciones de la vida cotidiana. Para sanar aspectos del carácter que nos disgustan, se necesita un cambio de actitudes, creencias y pensamientos.

     

    ¿Como se pueden controlar las emociones negativas?

     

    Tal vez las formas más adecuadas sean expresando la alegría y el amor, colmando la vida de estímulos y motivaciones y dejando de lado las pautas del pasado.

     

    Es muy importante valorar la vida, fomentando las relaciones familiares y sociales, hacer cosas que te hagan sentir bien y estar más en contacto con la naturaleza.

    El entusiasmo y el optimismo se reflejan en las actitudes, y de esa forma se mantienen elevados los pensamientos y se alcanza un mayor bienestar.

     

    En la actualidad, no es más un secreto el papel que desempeñan las emociones humanas en la concepción de la salud integral y, desde luego, en el desarrollo de las enfermedades. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que más del 90% de las enfermedades tienen un origen psicosomático; de hecho, las características de personalidad, el manejo de las emociones, la manera de enfrentar el estrés, los conflictos, fracasos y frustraciones pueden potenciar o desarrollar diversas enfermedades. Las investigaciones revelan que no son las situaciones estresantes en sí las que producen problemas sino la manera o la actitud que se adopta para afrontarlas.

     

    La vida de Jesús fue un gran ejemplo porque él siempre vencía a los problemas con la esperanza, el amor y la fe. Él no permitió que sus emociones dictaran a sus decisiones. La práctica de sus enseñanzas constituyen los pilares fundamentales para el desarrollo de la espiritualidad.

     

    Enfocar la vida desde una perspectiva elevada y espiritual trae más salud. La dimensión espiritual constituye la mayor riqueza de la persona. Partiendo de la alegría y del amor se puede poner en práctica la certeza de que el poder divino es una gran ayuda para sanar los rasgos de carácter y lograr armonía y estabilidad emocional en las relaciones humanas. Si los pensamientos están en orden, naturalmente las emociones se alinean, se refleja seguridad y se logra una mejor calidad de vida.

     

    Mary Baker Eddy, teóloga y e investigadora de la salud del siglo XIX, concluye: “Mantén tu pensamiento firmemente en lo perdurable, lo bueno y lo verdadero, y los traerás a tu experiencia en la proporción en que ocupen tus pensamientos”.

     

    ¡Si dejas atrás las pautas de resistencia, estarás abierto a mejorar tu estado de ánimo, dirigiendo la atención hacia el reconocimiento de tu verdadera identidad espiritual!

     

    María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana

     

     

     

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook