Blog 
El tarot de Cristina Marley
RSS - Blog de Cristina Marley

El autor

Blog El tarot de Cristina Marley - Cristina Marley

Cristina Marley

Tarotista y vidente

Sobre este blog de Sociedad

Astrología y tarot


Archivo

  • 29
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CHANTAJES EMOCIONALES

    Cada martes a las 10 de la mañana estoy en directo en” Me gustas Fm” a micro abierto, para responder a los oyentes una consulta, evidentemente totalmente gratuitamente, llamando al teléfono de la emisora: (http://megustas.fm/) 952 54 96 41.
    Llevo más de 5 años haciéndolo, dándole la oportunidad a aquellas personas que lo necesiten ese consejo, guía o sencillamente otro punto de vista. No es que yo sea una ONG, ni muchos menos, simplemente lo considero un diezmo, mi contribución al universo, y de paso para derivar aquellas consultas que en aras de una supuesta amistad me veo obligada a realizar.
    Justamente de este tipo de personas quiero hablaros, de los chantajistas emocionales.
    Es frecuente que me escriban a mi perfil de Facebook, a mi página del Tarot de Cristina Marley (https://www.facebook.com/pages/El-Tarot-de-Cristina-Marley/176566992509429?ref=ts&fref=ts) e incluso a horas intempestivas por whatsApp.
    Recuerdo una noche sobre las 11, me escribió una señora, yo iba conduciendo y fue mi peque quien me leyó el mensaje. Por lo visto estaba en una situación emocional muy convulsa y precisaba urgentemente de mi atención, gratis evidentemente.
    Le fui dictando a mi peque mis respuestas, evidentemente le oferte la posibilidad de la emisora de radio, pero no podía esperar. Una consulta pagada pero no tenía dinero y era solo una pregunta.
    ¿Hay derecho que te molesten a cualquier hora del día o de la noche para demandas de la corte de “estoy desesperada”, “lo estoy pasando muy mal “sólo tú puedes ayudarme”
    Al principio pecaba, y haciendo caso a mi benevolencia piscis les echaba una tiradilla, pero todo llega a un límite, y cuando apelan a mi bondad desde el chantaje emocional, sí que no cuela.
    No soporto que personas toxicas me hagan sentir responsable de sus desgracias, y acaben descalificándome en mi propia página por una ayuda no recibida.
    Hace unos días, comencé a recibir por todas mis paginas mensajes de una persona, le conteste a todo y cada uno de ellos derivándola a mi programa de radio, viendo frustrados sus envites, se decidió a llamarme por teléfono.
    Nada, no había manera de que entendiera que yo tengo hijos que comen y facturas que pagar, ella estaba en paro y necesitaba urgentemente mi ayuda. 
    Le tome nota y le dije que el próximo programa le respondería en directo, y que no se preocupase que colgaba el audio en Facebook.
    Ahora va la señora y me coloca una descalificación en mi página. ¡Ay! Con mi honor hemos topado amigo Sancho…
    Hablo con ella, y me dice que no es verdad, que donde esta…etc, ¡mira! Comenzó a hervirme la sangre, ¿Qué necesidad tengo yo de que me mareen? La llame por teléfono y le dije que por favor se olvidase de mi nombre, que no tenía yo tiempo para líos ni ganas de dimes y diretes. 
    La señora se escudaba en la cantidad de ansiolíticos que tomaba que le impedían concentrarse. Pero querida mía….antes de ser cura he sido monaguillo. Tengo un master en ellos. Con toda la paciencia del mundo y muy buenas palabras le volví a rogar que desapareciese de mi vida.
    La señora volvió a insistir que pese a que le habían hablado mal de mí, de que no era muy buena ella me había defendido y me ponía un “me gusta” a mis cosas y continuaba creyendo en mí.
    Del chantaje emocional pasamos a meter “shit” y apelar mi agradecimiento por haber sido defendida.
    Con una paciencia infinita, le dije que muchas gracias, pero que se acabó. No necesito que me defiendas, ni que creas en mí, ni que me veneres, lo único que necesito es que como dirían los pimpinelas: “Vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega a la vuelta…” 
    Y para zanjar el tema le pase dos libros en PDF de Bernardo Stamateas. Emociones toxicas y Autoboicot.
    C´est fini!
    Todos los que trabajamos queremos cobrar, no puedo decirle a mi mecánico: como ayudo al mundo, tú debes arreglarme el coche gratis, ni al de la gasolinera decirle que se cobre en preguntas a mi tarot.
    Como suelo decir a mis oyentes, “De gracias, y que dios te lo pague no viven mis hijos ni pago mis facturas.”
    Si yo respeto tu trabajo, respeta tú el mío.
    Y tener en cuenta a chantajistas emocionales, personas toxicas y meteculpas también. Identifícalos y libérate.
    ! Sí yo puedo, tú también!
    @ Cristina Marley

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook