Blog 
Ecommerce Galicia
RSS - Blog de Xavi Haro

El autor

Blog Ecommerce Galicia - Xavi Haro

Xavi Haro

Aunque mi origen es barcelonés, vivo en Pontevedra y trabajo para diferentes startups tecnológicas en la Ciudad Condal y Galicia. ...

Sobre este blog de Tecnologia

Un pequeño espacio donde reflexionar sobre el mundo de internet y el comercio electrónico gallego.


Archivo

  • 18
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CRO o Optimización de la Conversión

        Desde hace algunos años, hay una disciplina, que acostumbran a cubrir los analistas web, que se está convirtiendo en todo un must en el mundo del ecommerce (Utilizando una terminología muy de moda últimamente). Se trata del CRO (Conversion Rate Optimization) que significa, en lenguaje vernáculo, optimizar las ventas de tu ecommerce, o los leads en tu página.

        Optimizar no significa necesariamente 'aumentar', aunque bienvenido sea un aumento. Como siempre se destaca, el secreto está en medir, y cuando mides te das cuenta de que acciones te están reportando verdaderamente beneficio y cuales te están generando pérdidas. Si no mides estás perdido.

        Para entender el CRO primero hay que hablar del Porcentaje de Conversión, CR o Conversion Rate. Se trata del porcentaje de visitas o visitantes a tu web que terminan haciendo aquello que tú quieres que hagan, es decir, cumpliendo un objetivo. Habitualmente en las tiendas online se trata de conseguir ventas.

        Pongamos un ejemplo. Si tu web recibe una media de 200 visitas diarias y consigues 1 venta cada día, el CR de tu web es de 0.5%. ¿Fácil verdad? Si consiguieses 2 ventas cada día, tu Conversion Rate sería de un 1%. Y así sucesivamente. Resumiendo: CR=Conversiones/Visitasx100

        Bien, ya hemos medido este dato, que nos puede ayudar a tomar decisiones, pero especialmente nos ayuda a saber donde estamos, de donde partimos. Gracias al CRO acometeremos acciones dentro de nuestra web para conseguir variar este dato. Si realizamos una acción, ya sea a nivel de diseño, de copys (texto explicativo) o de rendimiento de la página, en base a este dato podremos saber si estamos en la buena dirección o bien debemos revertir las modificaciones realizadas.

    Análisis previo

        Antes de nada deberíamos echar un ojo a las métricas generales de nuestra web. El porcentaje de rebote o Bounce Rate, el tiempo en página, las páginas de entrada que aportan tráfico a nuestra web, etc...

        Por otro lado deberemos tener claro cual es el Funnel de Conversión de nuestra web, es decir, los pasos que encaminan a nuestros usuarios hacia la conversión del objetivo para el que hemos construido nuestra página.

        Este funnel puede estar compuesto de 2 o 3 páginas. Por ejemplo: una ficha de producto, donde explicamos a nuestros visitantes los beneficios de nuestro artículo, una página donde solicitamos los datos a nuestro visitante para poder realizarle el envío y una página de confirmación de su pedido. Este podría ser un funnel típico.

        Dentro de este funnel podemos segmentar un poco más, diferenciando los diferentes campos que debe rellenar el visitante para poder realizar la compra, las opciones que le ofrecemos tanto para el envío como para el pago, etc...

        Si tenemos definido claramente nuestro funnel de conversión será mucho más fácil poder optimizarlo para conseguir mejores resultados. Y ahí es donde entrará el testing (Ya sea Test A/B o Multivariante). 

    Parece interesante ¿Verdad?

        Para cualquiera que utilice internet para su negocio, todo esto seguro que resulta interesante, pero no voy a desvelar aquí todos los secretos de la optimización del conversión. Para eso hay blogs muy interesantes como los de Xavier Colomés, Natzir Turrado o Jordi Ordoñez, donde podréis profundizar en el tema.

        En las diferentes webs donde he tenido la suerte de trabajar, la conversión acostumbra a rondar el 2% para comercio electrónico y puede estar alrededor del 4% para leads gratuitos (Registros donde no hay que pagar nada).

        Son muchos los aspectos que influyen en estos datos, desde la naturaleza del producto que se vende o la cantidad de datos personales que se solicitan en el registro hasta la confianza que es capaz de generar nuestra web.

        Este artículo no pretende otra cosa que ser divulgativo, y que todos aquellos que tengáis una web donde captéis registros o bien un comercio electrónico tengáis claro que trabajando las métricas, midiendo y actuando sobre los puntos que influyen en los resultados, podéis mejorar mucho el rendimiento de vuestro negocio.

    Os dejo algunos enlaces a blogs sobre el tema:

    http://www.analistaseo.es/ - El Blog de Natzir Turrado

    http://conversiongarden.com/es/ - El Blog del crack Xavier Colomés

    http://jordiob.com/ - El Blog de Jordi Ordoñez, muy centrado en comercio electrónico y un tanto irreverente... ;-)

    ¡Que los disfrutéis!

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook