Blog 
Cuponísimo y más
RSS - Blog de Cuponísimo Ofertas

El autor

Blog Cuponísimo y más - Cuponísimo Ofertas

Cuponísimo Ofertas

Ofertas cupones y descuentos en Galicia. Un nuevo servicio de FARO DE VIGO y farodevigo.es con descuentos exclusivos

Sobre este blog de Sociedad

Una cena romántica con tu pareja, tratamientos de belleza que siempre has querido hacerte, entradas de cine, revisiones de automóviles, cursos de buceo, paseos en barco... Estos son algunos de los planes que podrás encontrar gracias a Cuponísimo, una iniciativa de FARO con la que podrás obtener todo...


Archivo

  • El curioso origen del turismo y las vacaciones de verano

    El curioso origen del turismo y las vacaciones de verano

    Gafas de sol, ropa cómoda, un móvil con una buena cámara y por supuesto el palito de marras para esos selfies con el monumento de turno de fondo, eso es todo lo que se necesita para un día de turismo en el lugar que visitemos este verano. La temporada estival es sinónimo de vacaciones para nosotros porque así la hemos conocido desde que no alcanzábamos ni el medio metro. Pero nuestros antepasados tenían un concepto de esta época de descanso muy diferente, ¿quieres saber cómo disfrutaban ellos de estos meses tan esperados?

    Ya en la antigua Roma sus ciudadanos gozaban de algunos días de vacaciones, con la pequeña diferencia de que en esos días también se trabajaba. ¿Pero qué clase de vacaciones son esas? Te estarás preguntando. El chollo era que los romanos estaban exentos de obligaciones religiosas durante sus vacaciones y podían dedicarse totalmente a sus quehaceres diarios.

    Algo parecido ocurría también en la Edad Media. Los campesinos tenían la suerte de tomarse unas vacaciones judiciales y no ser citados en los tribunales con el buen tiempo. Así aprovechaban a trabajar el doble en el campo en los meses de máxima labor.

    Los que sí que se tomaban unas vacaciones dignas eran los jueces, que sin obligaciones que atender en verano decidieron cogerse los tres meses de asueto. Cosa que gustó al clero que poco tardó en imitar a los magistrados, dejando a su vez libres a los niños de las clases que impartían e instaurando la costumbre que se fue extendiendo hasta nuestros días.

    Hubo que esperar hasta el siglo XVIII para que los ociosos aristócratas franceses pusieran de moda el turismo moderno con sus viajes desde Versalles y París a la Champagne. El resto de mortales con menos tiempo libre y recursos más limitados tuvieron que esperar a la expansión del ferrocarril para poder visitar otras tierras desconocidas en vacaciones. No fue hasta el siglo XX cuando la gran mayoría de ciudadanos pudo disfrutar de unas vacaciones como las que conocemos hoy en día.

    Si no tienes pensado pasar unas vacaciones a la romana, FARO DE VIGO te trae las mejores ofertas del verano de la mano de Sigatravel para que disfrutes de tu merecido descanso con tres noches de hotel en Lisboa o visitando la costa portuguesa de El Algarve.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook