Blog 
Cuentabilletes
RSS - Blog de Rodrigo Magañon

El autor

Blog Cuentabilletes - Rodrigo Magañon

Rodrigo Magañon

Mi nombre es Rodrigo y estoy doctorado en Finanzas y Contabilidad. A través de mi blog voy a transmitir todo aquellos secretos que nadie te ha contado antes.

Sobre este blog de

Conoce todos los secretos empresariales. Artículos de economía, marketing, tecnología.


Archivo

  • 20
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    primer empleo

    ¿Tu primer empleo? Será mejor que leas esto

    ¿Tu primer empleo? Será mejor que leas esto

    Así que ya tienes tu primer trabajo. Estás interesado, tienes ganas de comerte el mundo, quieres probarte a ti mismo de que puedes hacer todo lo que quieras y puedas. En un mundo ideal tu jefe tendrá la carga de tu trabajo, los proyectos y el plan de desarrollo de todo bien diseñado para ti. Ellos te entrenarán a través de lo que necesitas saber, responderán a cualquier interrogante que tengas y te darán la cantidad justa de aliento y retroalimentación constructiva a medida que vas avanzado.

    En el mundo real, sin embargo, no es así. Tu jefe está probablemente hasta el tope atendiendo correos electrónicos, haciendo malabares con sus propias responsabilidades y prioridades, mientras que tu plan de desarrollo siempre se encontrará en un segundo plano. Cuanto más demuestres interés e iniciativa en la gestión del trabajo, la determinación que tienes con los proyectos que él te pide y tengas una relación proactiva, hará todo mucho mas fácil.

    Te daremos un par de consejos que te servirán para trabajar proactivamente y de manera productiva con tu jefe.

    Mantén una agenda para tu jefe. Ante todo lo que quieras preguntarle o discutir consúltale por su orientación o consejo y anótalo. Elige tu momento para ello – o prográmalo con tu jefe - y trae todas tus preguntas a la mesa, en lugar de estar lanzando preguntas al aire en cualquier hora del día en la oficina. Si tienes un jefe que le gusta examinar tu escritorio, sugiérele que tenga una agenda para ti también. Como un experimento laboral por una semana, y ver cómo funciona.

    Luego, y creo que esto es vital para comenzar con un empleo, viene el definir los resultados primero, y luego las tareas. Los resultados son la solución que vamos a dar. Las tareas son las acciones que vamos a hacer para entregar eso.

    Por ejemplo: Tu jefe te pide que reserves un salón y que pidas comida para una reunión, pero ¿cuál es el valor real que estás entregando? ¿Eres el encargado de hacer que la logística funcione sin problemas? Si es así, es posible que desees saber quién está asistiendo a la reunión, si hay alguna dieta, si hay alguien que hará una charla o presentación para ver si necesitan un proyector y cualquier otro equipo de apoyo audiovisual, averiguar si los clientes que van a asistir necesitan instrucciones, ya sea instrucciones de llegada o permisos de aparcamiento. Y es posible que quieras hacerle saber a tu jefe que todo está bajo control, por lo que él solo va a tener que concentrarse en su propia reunión. Responder a los requerimientos de los clientes puede ser una de tus tareas. Pero si "mantener al cliente feliz" es el resultado que deseas, tendrás que informarte sobre como mantener el contacto con ellos.

    No solo lo que te hemos dicho hará tu vida más fácil, también hará la de tu jefe. Y eso aumentará tu productividad y rendimiento en la oficina, haciendo que tengas una buena relación profesional.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook