Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 30
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SI BEBES, NO CONDUZCAS, IMBÉCIL.

     

    La gente conduce muy mal. La gente es burrísima conduciendo. Me parece milagroso que no ocurran todavía más accidentes porque hay gente muy, pero que muy burra al volante.
    Están los que SIEMPRE, SIEMPRE, encuentran sitio para aparcar. ¿Por qué? Porque aparcan donde les sale del moño. Que suele ser en la misma puerta de donde sea que vayan. Da lo mismo que haya sitio o que no (que no suele haberlo). Ellos ponen el doble intermitente, se sitúan en doble (o triple) fila y los demás, que se jodan, con perdón. Ya pasarán cuando puedan y si se forman atascos, que se formen ¿a quién le importa?
    Están los que no tienen ni PAJOLERA idea de para qué sirven los intermitentes (algunos no tienen ni conocimiento de que existan siquiera). O no los ponen nunca (pero NUNCA, NUNCA) o los ponen cuando ya han empezado a realizar la maniobra, con lo cual ya no vale para nada,  o los ponen un kilómetro antes, con lo cual no tienes claro qué coño es lo que te está queriendo indicar.
    Están los que se pasan los límites de velocidad por el “forro dos colloins”. Y son muchos. Tú vas por tu autopista dando caña, a 120 Km/hora (incluso en una recta con mucha visibilidad te atreves a ir a 125 como una locura puntual) y de repente, aparece de la nada un vehículo a toda pastilla, te adelanta y desaparece en el mismo momento, visto y no visto. Ni siquiera sabes si era un automóvil o un caza del ejército.
    Están los que se pegan a la trasera de tu coche como si de hermanos siameses se tratase. Y tú vas tan tranquila y el de atrás, “pegao”. Y pasa un km y dos y tres, y el de atrás, “pegao”. Pero vamos a ver, so anormal. Si me quieres adelantar, adelanta de una puñetera vez y si no, despégate un poquito, que como tenga que frenar por algo vas a acabar comiéndote mi volante, gilipollas!!!.
    Están los que no saben como recoño funcionan las rotondas. Las rotondas, señores y señoras, se toman por fuera, y no es porque yo lo diga, que lo digo, si no porque lo pone en el código de circulación. Y si te metes por el carril de dentro y luego quieres tomar una salida TIENES QUE CEDER EL PASO a los que van por el carril exterior. Lo juro, no me lo estoy inventando, aunque a muchos esto le sonará a chino mandarín.
    Están los que se saltan toda la cola (perdón, fila, en Madrid dicen fila, lo de cola no está bien visto), decía, se saltan toda la fila de coches que espera pacientemente para tomar un desvío, por ejemplo. Y al llegar al final, hacen una maniobra rápida (siempre hay algún gilipollas que les deja pasar, y si no, se meten igual) y ya están de primeros, VOILÀ!. A ver, reconozco que esto también me gustaría hacerlo a mí muchas veces, pero me aguanto, me pongo en el final de la cola y practico el arte de la paciencia, que no me viene mal.
    Y después están los que ignoran los “ceda el paso”, y lo que es mucho peor, los “stop”, los que adelantan en línea continua, los que van a 20 en un tramo donde se puede ir a 100 y forman una caravana de “amigos” detrás, los que se saltan los semáforos en rojo, los que circulan BEBIDOS, FUMADOS o con cualquier sustancia en el cuerpo y toda una serie de inaceptables agresiones al código de circulación que me llevan a repetir lo mismo que dije al principio: Me parece milagroso que no ocurran más siniestros y me santiguo cada vez que me pongo al volante porque nunca sabes con qué clase de BESTIA PARDA te vas a topar en la carretera.
    Como decía Manolo Escobar, o el Fary, o el Cigala, bueno, ahora no me acuerdo: PRECAUCIÓN, amigo conductor.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook