Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 06
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    RAREZAS LAS TENEMOS TODOS ¿NO?

     

    Mis amigas me dicen que soy rara porque no me gusta la Coca-Cola, el arroz ni el café. A ver, la Coca-Cola si la tengo que beber, la bebo, pero no le acabo de pillar el punto. El arroz no me gusta en ninguna de sus manifestaciones (incierto, la morcilla de arroz me encanta y el arroz inflado también), así que nadie entiende que no pruebe la paella. “Pero, es imposible, la habrás probado poco. Si la paella le gusta a todo el mundo!!!”, me dicen. No, a todo el mundo no. Y del café no me gusta nada, ni el olor (Oh, que rico ese olor a café recién hecho por la mañana. Pues no), ni el sabor (Puaggg!!!), y si me apuras ni el color. Me horroriza el café. Y punto. Bueno, aquí tengo el apoyo incondicional de casi toda mi familia, ninguno es cafetero, ni de lejos.
    Por otra parte no me gustan las sagas, ni las trilogías ni las segundas y terceras partes. No he visto Harry Potter, ni tampoco El Señor de los Anillos. No he visto, ni pienso, Piratas del Caribe, Viernes 13, ni Matrix. ¡Qué caray! Si ni siquiera vi La Guerra de las Galaxias.
    A mí me gusta ver una peli que empiece y acabe como mucho en el plazo de dos horas (y mejor si acaba bien). Y no que al final la cosa se quede como estancada, en suspenso… preparada para una continuación. ¡No, no y mil veces no! 
    Y no me gusta ver una película con alguna  amiga y al final yo le diga “Pues no acabo de pillar el argumento” y ella me conteste “Ah, claro, es que no has visto la parte 1 ni la parte 2, te has perdido cuando la chica conoce a su futuro asesino en un pub irlandés y le hace creer que es dentista”.  Pues ahora lo pillo todavía menos.
    Y sí, tengo manías, lo reconozco. Me encanta tener libretas sin estrenar para poder escribir en ellas todo cuanto la imaginación alcance, pero luego no las estreno porque se me gastan. No almaceno nombres y teléfonos en mi móvil (excepto imprescindibles)  porque ocupan bytes y después resulta que está la memoria casi vacía.  Y tardo tanto en estrenar ese pantalón fantástico que me compré no vaya a ser que se me estropee y me quede sin él, y para cuando me decido y lo estreno, ya está pasado de moda.
     
    Ya me lo decía mi madre: “Sí que eres rarita tú, hija”. Y a lo mejor es verdad.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook