Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 28
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MÁS FRASES DE MADRESOLOHAYUNA

     

     

    Pero cuantas frases puede decir una madre!!! Lo digo en serio, ¿tienen una frase para cada ocasión o qué?. Ahí van otras pocas.
     
    TENGO UN HAMBRE QUE NO VEO,   o sea, tengo tanta hambre que no sé ni lo que me llevo por delante, porque no veo. Está científicamente demostrado que según va aumentando tu hambre, de forma inversamente proporcional,  va disminuyendo tu vista, y esto, amigos,  es algo que no se corrige ni por mucha gafa que te pongas.
     
     
    ESTE CUCHILLO CORTA LO QUE VE. Decía mi madre mientras trataba de filetear la pechuga. Tardé yo en entender  el significado de la frasecita. Me preguntaba para mis adentros: “¿pero qué demonios será lo que ve el cuchillo? ¿qué es lo que ese cuchillo ve que yo ni siquiera atisbo?” Y ya, me lo aclaró mi madre en una ocasión. “Nada, nena, el cuchillo no ve nada, o sea no corta nada”. En resumen, que estaba mal afilado, que no cortaba. Una birria de cuchillo.
     
    NO VEO NI CANTAR. En el repertorio de las frases populares de mi madre, el verbo “ver” es un invitado frecuente y aquí lo tenemos otra vez. No veo ni cantar viene significando literalmente, no veo lo suficiente para poder cantar. Como decía mi madre ¿qué falta te hace ver para cantar?, pues ninguna. Nada de nada. Pues el caso es que veo tan poco, tan poco, tan poquísimo, que no puedo ni cantar. Ya, un poco surrealista sí que es.
     
    DE DÍA NO VEO Y DE NOCHE ME ESPULGO. A mí me gusta mucho coser, y esto me lo decía mi madre cuando me veía coser de noche, o sea, con poca luz. Significado ampliado: “¿De día, que es cuando hay mucha luz y se ve muy bien, no haces nada, y de noche, que no se ve ni cantar, te pones a espulgarte?” Hay que reconocer que quitarse las pulgas o los piojos, también requiere  una agudeza visual importante.
     
    ESO ASUSTA AL MIEDO. Bueno, esta se entiende a la primera. Algo que es tan feo, tan feo,  que asusta al propio miedo es porque es horroroso.  No sé si me lo dijo a mí alguna vez por las pintas que llevaba cuando era adolescente, pero creo que no.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook