Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 03
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD vigo

    LOS TAXISTAS Y LA EDUCACIÓN

     

    Todo el mundo sabe que los taxistas se pasan el código de circulación por el arco del triunfo. Zigzaguean por los carriles como si fuesen todos suyos, se detienen donde les sale del moño y en general circulan como si estuvieran solos en el mundo, sin intermitentes, ni ceda el paso ni semáforos en rojo.

    Pero eso no es lo peor, lo peor es que en general son maleducados. Cualquier persona a quien le preguntes te contará que ha tenido un rifirrafe con algún taxista.

    Mi profe de F. Laboral me explicaba, indignada, que hace unos días tuvo que coger un taxi. Llevaba con ella a su hija pequeña, con la tibia y el peroné rotos, o sea, sin poder andar y con muletas, la pobrecilla. Para empezar, el taxista (todo amabilidad) no hizo ni ademán de ayudarla. Es posible que no esté obligado a hacerlo pero… manda colloins. Mi profesora le explicó al taxista cual era su destino y por donde quería que la llevara. YA SE FASTIDIÓ EL ASUNTO. A los taxistas NO LES GUSTA que les indiquen por donde tienen que ir. Ellos YA LO SABEN, por supuesto, ellos saben mucho mejor que tú donde vives, faltaría más.

    Esta nimiedad desató la ira del taxista, que al llegar a su destino la emprendió a gritos, insultos e improperios contra mi profesora, que estaba perpleja y, como pudo, sacó a su hija del taxi y se fue, indignada y sin dar crédito. Igual que yo cuando me lo contó. ESTUPEFACTA.

    LOS TAXISTAS Y LA EDUCACIÓN

    Yo, que apenas viajo en taxi, he tenido que aguantar algunas conductas de este gremio, como que no te permitan montar porque llevas un bebé en su cochecito (¿¿¿¿????) . O que no me llevasen a mi casa desde el aeropuerto porque era demasiado cerca (12 km) y no les salía rentable. (Al final opté por indicarles la dirección cuando ya estábamos en marcha, alguno se cabreaba igual, pero ya era demasiado tarde). O que el taxista fuese fumando todo el camino, que también manda collóns.

    Recuerdo, estando en Madrid, que, una amiga (ella con acento extranjero) y yo, cogimos un taxi para ir a la Ronda de Toledo. Supongo que el taxista se emocionó pensando que no conocíamos la ciudad, porque nos dio una vuelta por toda la comunidad autónoma y luego nos pidió 50 euros por el viajecito (que si hubiese ido directo no hubiese llegado ni a 20). Pero claro, ahí estaba yo, DoñaLolitaLaBorde, para decirle: ¿¿¿CÓMO HAS DICHO, CINCUENTA QUÉEE??? Frena, majadero, que tengo que decirte un par de cositas, primero.

    En otra ocasión un taxista montó en cólera porque le quise pagar con un billete de 50 euros. ¿¿¿CÓMO CREE VD QUE VOY A TENER CAMBIO DE 50 EUROS, SEÑORA??? TENDRÁ QUE IR A ALGÚN SITIO Y CAMBIAR!!!   Pues, le dije yo, como no vayamos al palacio de la Zarzuela, a ver si están levantados, no sé yo, porque son las 5 de la mañana y está todo cerrado, y además, si no tiene un par de billetes de 20 después de haber trabajado toda la noche, muy mal se le debe haber dado, so anormal. ¡Que es un billete de 50, ni te digo si le llego a dar uno de 500¡¡¡

    LOS TAXISTAS Y LA EDUCACIÓN

    Informándome después aquí y allá me enteré de que todas estas conductas son denunciables, pero también me enteré de que, como mucho, les imponen una sanción administrativa, que, igual que hacen con muchas otras cosas, se la pasan por el forro do piollo.

    No quiero generalizar, porque, como en botica, habrá de todo, pero el colectivo del taxi, suele ser para darles de comer aparte, y salir corriendo.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook