Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 31
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LOS MONSTRUOS DEL POLVO

     

    Esto es insufrible. Desde que estoy en el paro, me ocupo mucho más de la limpieza de la casa y he descubierto una cosa. Da igual las veces que limpies el polvo. SIEMPRE está ahí. Está demostrado. Pasas la escoba en cualquier habitación, la dejas impecable, sin una mota. Vuelves al cabo de media hora y VOILA!!, en el suelo hay polvo. No sé si es el mismo de antes, que volvió a su sitio por un escalofriante y desconocido mecanismo de supervivencia, o es otro polvo distinto que solo dios sabe de donde recoño salió. Pero allí está, desafiando a cualquier mopa, aspiradora o ballerina que utilices.
    Y así todos los días y por toda la casa.
    Como me tiene tan perpleja la situación, decidí investigar en Internet, porque con el conocimiento se obtiene la luz. Dios mío!!! En qué momento se me ocurrió. Ahora resulta que el polvo no es solo polvo sino que está formado por una serie de partículas y materia orgánica HABITADA por unos minúsculos bichejos horrendos que se alimentan de escamas de la piel HUMANA, amén de otras delicatesen  que encuentran por ahí. ESTOY HORRORIZADA. Ahora no solo tengo la casa llena de polvo todos los días sino que, por más que la limpies es casi imposible librarse de esos espantosos huéspedes, que lo mismo están en el colchón, que en la alfombra (los muy desgraciados tienen una especie de garras ganchudas y “sobreviven” a la aspiradora), o duermen contigo entre tus sábanas.
     
    La cosa es que jamás podré volver a vivir tranquila en mi propio hogar. Me he comprado un fumigador industrial, una burbuja con toma de oxígeno para dormir por las noches, he plastificado el sofá, he tirado las alfombras a la basura, y ahora siempre llevo mascarilla, de esas que se ponen los cirujanos, y aun así vivo sin vivir en mí.
    Como he leído que estos ácaros emparentados con las arañas prefieren los climas templados me he apuntado voluntaria a un programa de investigación científica en la Antártida, a ver si a 50 grados bajo cero se vienen conmigo a vivir, los horrendos bichejos.
    FELIZ AÑO NUEVO!!!
     
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook