Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 14
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LO QUE UN BUEN LIBRO ESCONDE

     

     

     

     

    Hace unos días mi hijo, de nueve años, me dijo :”Mamá, me aburro, ¿qué puedo hacer?” y yo le contesté :”Lee, hijo. Lee y no volverás a aburrirte nunca”.
    Desde niña siempre me ha gustado leer, los libros eran (y son) mi regalo favorito tanto en Reyes como en mi cumpleaños. Ahora, ya adulta, reconozco que siento una especial fascinación por las bibliotecas.
    En cada ciudad que he vivido, casi lo primero que he hecho es buscar la ubicación de la Biblioteca Municipal. Solo el hecho de entrar ahí, en esas silenciosas salas repletas de estantes cargados de libros, me produce un placer indescriptible, sin haber abierto ni una sola página.
    Pensar en todo el conocimiento que se esconde, de cualquier tema, cocina, astronomía, autoayuda o idiomas, en todas las historias, reales o ficticias o en qué aventuras inimaginables están ocultas esperándome detrás de cada ejemplar… me produce tanta satisfacción que, a veces, paso horas entre los pasillos sin decidirme por un libro en concreto.
    Los miro, acaricio la  portada, leo  el resumen y pienso:”¿Qué maravillosa información guardas en tu interior?. Compártela conmigo”.
    Pero, una vez tengo entre  mis manos “EL LIBRO”, me sumerjo de tal forma en la lectura, que paso a ser parte de los personajes y de su historia, y fuera, los conceptos de espacio y tiempo se desvanecen, y para volver a la realidad tengo que hacer un considerable esfuerzo.
    Del mismo modo, al leer la última línea de un libro me invade cierta sensación de tristeza e incluso de cabreo porque ya se ha terminado la maravillosa aventura que estaba viviendo. Devuelvo el libro en la biblioteca, de mala gana, retrasando a propósito el momento de dejarlo en el mostrador y acariciando la solapa en una amorosa despedida de nunca acabar, mientras la bibliotecaria me lanza una mirada fulminante de reproche y grita :”A ver, el siguiente!!”.
    Y otra vez, navego entre los estantes, intentando descubrir, solo mirando el título, de que nueva y apasionante historia voy a ser, una vez más, espectadora y protagonista.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook