Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 22
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    GORA SAN FERMIN!!!

     

    Viva San Fermín!!!! Lo digo desde el principio para que se vea bien cuanto me llegaron a corazón los sanfermines. Sí, señoras y señores, es que este año allí me colé y en su fiesta me planté. Y me lo pasé genial. Y sin emborracharme, que ya se puede creer (debí de ser de las pocas, porque lo que se veía allí…)
    No estuve en el chupinazo. Qué va!!! Eso no es para mí. Esa barahúnda, esa aglomeración de gente (que si te desmayas te quedas de pie, porque no cabe un alfiler), esas manos que te sobetean antes de que hayas parpadeado (bueno, si el menda era guapo, lo mismo eso sí lo habría podido soportar), lo dicho, ese mogollón no es para mí. Muy bonito, muy emotivo pero que corra el aire.
    Tuvimos la suerte de que una paisana nos ofreció un balcón para ver los toros (y digo la suerte porque todo el mundo sabe que se alquilan a precios astronómicos) y allí nos fuimos, a verlo todo en riguroso directo. Dura solo unos segundos (los que tardan en pasar por delante de tus narices) pero merece la pena, lo mismo que ver los preparativos (barrenderos que dejan todo como una patena, policías que despejan el recorrido de borrachos, maleantes y otros especímenes, y periodistas que cubren la información)
    Excepto para los pamplonicas de pro, de arraigo, de cuna y solera, y para cuatro más,  el asunto de los toros es una mera excusa para ir de juerga rachada. Allí, los corredores de corazón estaban a las 7 de la mañana en marcha después de haber dormido más o menos bien, despiertos y alerta para no acabar empitonados en los cuernos de cualquier morlaco. Algunos llevan décadas corriendo y saben lo que hay que hacer, aunque el riesgo lo lleven pegado a la piel.
    Y después están los otros, los que no han dormido, los que se han pasado la noche en vela, cubata tras cubata, los que vomitan por las esquinas, los que duermen en los parques, los que ensucian las calles con cientos de miles de vasos, de botellas, de papeles, de bolsas, de… Ya sabéis, igual que después de la mascletá en Valencia o que en las fiestas de mi pueblo. Porque, ya lo he dicho muchas veces, la peña es muy guarra, pero mucho, mucho.
    Porque lo que yo vi allí es que, acabado el encierro mañanero, la gente se dedica preferentemente a comer y a beber. Ya desde la mañana: pantagruélicos almuerzos con huevos, chistorra, salchichas, morcilla, pimientos… eso sí, regado con algún gin-tonic mañanero. Después a tomar cervecitas hasta la hora de comer, cinco, siete, diez… Las que caigan.
    Llega la hora de comer y otra jartá sin fin. Como una boda, te sientas a las tres de la tarde y te levantas a las nueve.¿Y a dónde vamos? A tomar unas copas hasta bien entrada la noche. (Y si hay hambre pues se cena también, ¿por qué no?) Los que quieren madrugar se retiran antes y los que no, pues eso, abierto hasta el amanecer. Muchos locales solo cerraban durante la hora que dura el encierro, y eso, porque los toros pasaban por su misma puerta, si no, ni siquiera.
    Yo me dediqué también a visitar la Pamplona ciudad. O sea el parque de la Media Luna, la ciudadela, el Ayuntamiento y también, la zona de tiendas (shopping, que dicen los guiris), que, por cierto, estaban casi todas cerradas. Pero también me dio tiempo a bailar y a dormir mis ocho horas reglamentarias (yo soy muy mayor, ya no aguanto ese ritmo frenético de beber, bailar, juerga, comer, beber, bailar y vuelta a empezar)
    Y nada más, lo pasé muy bien, como ya dije y me quedo con ganas de más. Voy a ahorrar para volver el próximo año, y todos los años.
     
    Gora San Fermín!!!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook