Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 23
    Noviembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD
    vigo

    EL DESTINO EN LAS ESTRELLAS (Por Manuel Gesteiro Conde)

    La de hoy es una colaboración de mi amigo Manuel Gesteiro. Lo conocí en clases de guitarra y la verdad, aprender, no aprendimos mucho, y cantar, cantamos regular, pero lo pasamos en grande. Es todo un personaje, simpático, charlatán, afable, y, tengo que decirlo, un tanto sinvergüenza (dicho con cariño, pero lo es). 

    Es guitarrista, es cantante y es poeta y le dedicó este bonito cuento a unos amigos el día de su boda. Me dan ganas a mí  de casarme otra vez a ver si me escribe algo. Aquí está

     

     

    EL DESTINO EN LAS ESTRELLAS (Por Manuel Gesteiro Conde)

     

     

    EL DESTINO EN LAS ESTRELLAS

    Cuentan las más antiguas leyendas que hace mucho, mucho tiempo había dos estrellas en el firmamento, una llamada ANTARES y la otra CASIOPEA, y todas las noches iluminaban con su fulgor el velo del manto celestial. Estos dos luceros, en una noche de las más bellas que se recuerdan, se enamoraron perdidamente la una de la otra y su amor crecía día a día con el paso del tiempo. Pero, oh desdicha la suya!, la distancia que las separaba era tan grande que solamente podían vivir su amor en la inmensa lejanía y cada noche a través de los tiempos, derramaban lágrimas de tristeza, lágrimas que en forma de estrellas fugaces se esparcían por todos los confines del universo y llegaban hasta los planetas más lejanos. Entonces, una noche, una estrella errante llamada DESTINO se enteró de la desdicha de los dos amantes y de su infortunio y compadeciéndose de su hondo pesar, decidió tomar cartas en el asunto y sin pensárselo dos veces reunió a las estrellas que había entre los dos amantes, que eran la Osa Mayor y Sagitario y les mandó construir un puente con los astros que formaban estas dos constelaciones para que, por fin, Antares y Casiopea unieran sus destellos y se fundieran en un solo fulgor, en una sola luz, para vivir una de las noches más bellas que se recuerdan en la bóveda celestial y así, por fin, poder estar juntos y vivir su eterno amor hasta el fin del fin y es así como hoy las vemos en el firmamento, como si fueran una sola luz, como si fueran una sola estrella.

     

    Y así como la felicidad y el destino

    se escribe en las noches más bellas

    Suso y María José

    vuestro amor lo unieron las estrellas

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook