Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 12
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD vigo

    DIME COMO TE APODAN Y TE DIRÉ QUIEN ERES

    No me gustan los motes. No me han gustado nunca. Nunca he entendido la gracia que le encuentran algunas personas a ponerle un apodo no cariñoso a sus paisanos del pueblo, a los compañeros de clase o al vecino del quinto.  No me refiero, por supuesto, a los diminutivos, de hecho si yo me llamase Angustias, preferiría que me llamasen “Tita” y si mi nombre fuese Desamparados, querría que todo el mundo me conociese por Desi, como la de Verano Azul.

    Me refiero a los motes hirientes, ofensivos o burlones que le cascan a cualquier mortal por el motivo más irrelevante y absurdo del mundo. Pobre de ti que un día se te meta una mosca en la boca, porque a partir de ese momento serás para siempre el “Tragamoscas”. 

    Recuerdo que en no sé qué pueblo (en España, eso sí, porque para estas cosas los españolitos no tenemos rival) todos los paisanos tenían tan a gala lo de los motes que ni siquiera se sabían el nombre verdadero de sus vecinos.

    DIME COMO TE APODAN  Y TE DIRÉ QUIEN ERES

    Y digo yo, si cada persona tiene un nombre asignado por bautizo, gracias al buen hacer de sus padres o a la obstinación de la madrina, ¿por qué se empeñan en buscarles otras formas de mentarlos? Pues no lo entiendo.

    Así, rebuscando entre algunos pintorescos pueblos andaluces, me encontré joyas como “Culón”  o “Pollas”. ¿¿¿????   Tenemos que entender que tanto uno como otro iban sobraos de lo suyo.  Lo que no sé es que méritos había hecho “Cagarrutas” “Culocontento” o “Queterajo” para merecer esos nombramientos.

    DIME COMO TE APODAN  Y TE DIRÉ QUIEN ERES

    Tengo un poco más claro a que debe su mote el señor “Robapavos” (pobrecito mío, si se entera la Guardia Civil) o “Malcasao” y “Malpeinao” (para una vez que vas con esos pelos y quedas señalao pa siempre jamás). Y encima, esos apodos cariñosos se transmiten de generación en generación, con lo cual es probable que el actual “Calzones de hierro” sea el tataranieto de un caballero con armadura, o qué se yo.

    Me he encontrado “Comemierda”, “Matamierdas”, “Bocatorcía” y un sinfín de dulces apelativos que nombran a familias enteras y de los que, ¡ojo! muchas de ellas se sienten muy orgullosos  (pues contenta iba a estar yo si a todos los miembros de mi familia los llamasen “Los Caraperros”,  los “Chochoalegres” o los “Chupapipas”)

    Todos y cada uno de los motes aquí mencionados existen. Tiene colloins, la cosa. ¿De verdad en esos pueblos la gente no tiene nada mejor que hacer? .

    Quédome parva.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook