Blog 
ABRIMOS A MEDIODIA
RSS - Blog de BEATRIZ AROSA

El autor

Blog ABRIMOS A MEDIODIA - BEATRIZ AROSA

BEATRIZ AROSA

CADA DIA ME GUSTA MENOS MADRUGAR. COMO ME GUSTARÍA QUE ME TOCASE EL EUROMILLÓN!!

Sobre este blog de Sociedad

EN REALIDAD, ESTE BLOG ESTÁ ABIERTO A TODAS HORAS, A TODAS LAS PERSONAS Y A TODAS LAS OPINIONES.


Archivo

  • 21
    Marzo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD
    vigo

    AGUA VAAA...!!!!

     

    Todas las mañanas cuando me dirijo al trabajo observo a los empleados de la limpieza de varios portales que, impepinablemente, al acabar la tarea, vuelcan el cubo con su agua, su jabón y en muchos casos, incluso con lejía, por toda la acera. Sé que lo hacen con buena intención, la de mantener limpias las aceras, o por lo menos el trozo que, digamos, le corresponde a su portal.

    Yo resbalé una vez en esa agua jabonosa, caí de culo y me aticé un golpe en el coxis que aun me está doliendo. Conozco al menos a un par de personas que tuvieron el mismo percance en otras aceras, una de ellas estuvo más de 15 días de baja.

    AGUA VAAA...!!!!

    Por otro lado, en esta ciudad y creo que en muchas otras también, existe una normativa que prohíbe expresamente el volcado de aguas de uso doméstico en las aceras. ¿Qué pasa?  Que nadie hace caso. Ni aunque se lo digas por las buenas. Ni a la de tres.

    AGUA VAAA...!!!!

    Ayer, por enésima vez, le quise explicar el asunto a una de estas empleadas, justamente cuando vertió el contenido del cubo de fregar directamente sobre mis zapatos. Tengo que decirlo:  Me cabreé muy cabreada. Aun así, la abordé en un tono muy tranquilo

    -         Discúlpeme, señora, pero está prohibido tirar el agua de fregar por la acera.

    -         Ah, sí? Y eso quién lo dice?

    -         Pues en este momento se lo digo yo, que tengo los zapatos chorreando, pero en general lo dice el Ayuntamiento, hay una normativa municipal que lo explica claramente. Hay multas para quien no la cumpla – le explico yo.

    -         Pues no sabía yo nada de eso.

    -         Puede ser, pero el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento.

    -         ¿Cómo dice?

    -         Digo que no se puede tirar el agua por las aceras, buena mujer. Y mucho menos si justo en ese momento, está pasando alguien, que además, se puede resbalar . A mí por ejemplo, ya me ha pasado y me he lastimado bastante.

    -         Ya, vale, y cuando llueve? También se moja la acera

    -         Pues sí, señora, eso es cierto, pero el agua que cae del cielo no viene con detergente, y mucho menos con lejía

    -         Pero yo lo hago para dejar limpia la acera – sigue, sin retroceder ni un ápice.

    -         Si yo la entiendo, créame, pero la limpieza de las aceras le corresponde al ayuntamiento, no a usted.

    -         Pero es que lo hace todo el mundo!!! – se defiende acalorada.

    -         Ya, señora, pero eso no quiere decir que esté bien hecho. También hay mucho mangante que roba carteras y no significa que nos podamos poner a lo loco a hacer lo mismo.  Está prohibido, no es tan difícil de entender, digo yo – me voy cabreando.

    -         Pues pienso seguir haciéndolo – concreta.

    -         Vale, pero a lo mejor se encuentra con alguna denuncia – le digo, en tono de advertencia

    -         Ah, sí? Y quién me va a denunciar, si se puede saber?

    -         Pues cualquier ciudadano a quien le moleste tener que estar zigzagueando cuando pasa por aquí para evitar que la lejía le toque los pantalones, o simplemente, para evitar un resbalón. Yo misma, sin ir más lejos.

    -         Usted? - Me mira con displicencia, como perdonándome la vida

    -         Sí, yo. Ya la he advertido. Ahora haga lo que crea oportuno. Adiós, buenos días.

    Y me voy mientras sé que ella me mira pensando: “Vas fresca tú, si te crees que voy a dejar de hacerlo” y mientras, a su vez, yo voy pensando en que cualquier día de estos sí llamaré a la Policía Local para que tome nota y le echen un buen rapapolvos. Que parece que no, y el uniforme siempre le da una nota de veracidad y autoridad al asunto.

     

    Saludos.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook